Colegio Mahatma Gandhi, preescolar, primaria, secundaria, bachillerato en coyoacan CDMX

Sexualidad y Adolescencia

Maternal y Preescolar

Iniciando el proceso

Primaria

Creando actitudes y aptitudes en nuestros niños

Secundaria

Educando futuros profesionistas

Bachillerato a distancia

Proximamente


Sexualidad y Adolescencia

PROGRAMA DE SEXUALIDAD 

Secundaria Mahatma Gandhi
Desde hace más de 40 años (1974) la Organización Mundial de la Salud declaró que la salud sexual es parte integral del concepto de salud, esto es un indicativo de que la sexualidad juega un importante papel en el bienestar de los individuos. Sin embargo, hablar de sexualidad trasciende el mero acto coital; la sexualidad se refiere a todos los aspectos biológicos, psicológicos (tanto emocionales como cognitivos) y sociales de las personas en función del sexo.
Es por eso, que reconocemos la existencia de la sexualidad a lo largo de toda nuestra vida, aunque su ejercicio y finalidad es muy diferente durante la infancia, la adolescencia, la juventud y la edad adulta.
La adolescencia constituye un período de cambios muy significativos; es una época donde se comienzan a tener nuevas experiencias, se genera mayor confianza en la capacidades adquiridas, así como también se asumen riegos, se contraen nuevas responsabilidades, y se perciben nuevas necesidades.
La sexualidad despierta una etapa en la que particularmente, los adolescentes comienzan a sentirse atraídos por las otras personas y en dado caso surge el deseo de relacionarse sexualmente. Esto, sin duda, es parte de un proceso natural dentro de la condición  humana tanto por el desarrollo fisiológico-bioquímico, social, cultural y psicológico. Es por esto que es conveniente actuar trascendiendo los impulsos meramente fisiológicos, para atender los motivos razonadamente, medir consecuencias y apostar siempre en madurar y alcanzar estadios elevados en el campo emocional. La sexualidad al servicio del disfrute sano y verdadero y no para cubrir carencias o llenar vacíos existenciales.
En este último punto en donde se deben poner en marcha los valores y las capacidades adquiridas hasta ahora, para tomar decisiones que resulten adecuadas a nuestra manera de ser o más convenientes en cuanto a nuestra realidad o posición en la vida. A pesar de esto, no siempre es fácil elegir la forma y camino a seguir, ya que con frecuencia surge la presión social, así como la influencia o tendencias de “diversión y modas”; por ejemplo hay muchas canciones de artistas que son sumamente escuchados por los jóvenes que contienen mensajes provocando e influyendo en el constructor de la sexualidad, y sus mensajes giran en torno al libertinaje y denigrar tanto la figura femenina como masculina, como lo es el caso de “Maluma” quien batió récord en 48 hrs fue escuchada la canción “felices los 4”,  como si la sexualidad fuera un pasatiempo pasajero, brindará mejor posición social y no hubieran riesgos ni consecuencias. La sexualidad va mucho más allá de esto y requiere conducirse conscientemente desde la juventud.
El ejercicio maduro de la sexualidad no sólo implica la prevención de infecciones de transmisión sexual (ITS) o evitar embarazos no deseados, sino que reclama además, un verdadero compromiso personal y social.