Colegio Mahatma Gandhi, preescolar, primaria, secundaria, bachillerato en coyoacan CDMX

La adolescencia

Maternal y Preescolar

Iniciando el proceso

Primaria

Creando actitudes y aptitudes en nuestros niños

Secundaria

Educando futuros profesionistas

Bachillerato a distancia

Proximamente


La adolescencia

1a Parte

¿Te has preguntado sobre cómo puedes entablar mayor conexión con tus hijos que están atravesando la adolescencia?, ¿has sentido que cada vez se entienden menos y que ellos están más en “su propio mundo”?, ¿no sabes como acercarte y mucho menos sugerirles consejos, razones y precauciones sin que parezcan imposiciones o prohibiciones?

Sin lugar a dudas cada edad o etapa de la vida es trascendental en el ser humano. En la adolescencia se descubre y define la propia identidad psicológica, emocional, sexual, social y espiritual. La autonomía comienza a extender más sus alas y los límites hasta en ese momento creados por los padres empiezan a difuminarse. Y en el aspecto social se comienza a descubrir el gran poder de elección, es decir se empiezan a tejer nuevas relaciones humanas a partir del libre albedrío. También en la adolescencia aparece el primer enamoramiento volviéndose  en PUNTO MEDULAR en el cual fincarán muchas de sus experiencias, sentimientos y pensamientos. En la adolescencia se desarrollará la inteligencia del discernimiento, la cual será relevante para actuar ante la realidad.  La confianza y una buena autoestima sembradas correctamente en la infancia serán llaves para apertura nuevos horizontes de dignidad, respeto y emprendimiento.

La adolescia más que complicada es compleja debido a todo el nuevo impulso interno glandular, nuevas hormonas estará secretándose y eso permeará en toda la bioquímica del ser.

La adolescencia inicia posterior a la niñez, lo cual es una segunda ruptura fuerte de la misma persona. Las primeras rupturas cruciales fueron al nacer, es decir cuando se deja el vientre materno y se comienza a “ser en el mundo”, la cual no llega a ser tan traumática debido a la poca fijación en la memoria, sin embargo sí se es consciente del cambio tan abrupto; la segunda es la transición de bebé a niño,  resultando ser más amena debido a que el niño ya tiene mayores deseos de crecer y “ser grande”; la tercera es justo la adolescencia; la cuarta es de la adolescencia a la adultez y posteriormente de la adultez a la vejez o “adulto mayor”.

La Organización Mundial de Salud, considera a la adolescencia de los 10 a los 19 años, pero a la vez ésta comprende la adolescencia inicial o pubertad de los 10 años en el caso de las niñas y los 11 años en el caso de los niños, hasta los 14-15 años, y la adolescencia media  de los 14-15 años a los 19 años, posteriormente sigue la juventud plena que inicia de los 20 hasta los 24-25 años.

 

Los padres de adolescentes sí requieren informarse con cabal compromiso sobre esta etapa de vida y prestar suma atención a sus propios hijos para saberlos llevar a buen puerto, sin embargo precisará de que los padres sigan configurando la educación de sus hijos siendo el mejor ejemplo, es decir, el adolescente seguirá aprendiendo del ejemplo  y ambiente que reciba de casa, lo cual dejará de impactar una vez que los hijos emigren de casa y emprendan su propio camino.  Por ello los padres deberán hacer constantemente ejercicios reflexivos de sus relaciones tanto de pareja, familiares, amistades, laborales y consigo mismos.

 

En la adolescencia se definen y terminan de definir rasgos, características y creencias de la propia personalidad, los cuales influirán directamente en la manera de relacionarse con el mundo. Sin embargo esto no quiere decir que concluida la adolescencia ya no se puedan generar otros paradigmas, puesto que el ser humano tiene el don de recrear sus pensamientos y formas de vida a lo largo de toda su existencia, sin embargo en la adolescencia se terminan de esculpir los cimientos en los cuales construirá su gran obra.