Colegio Mahatma Gandhi, preescolar, primaria, secundaria, bachillerato en coyoacan CDMX

La Paz

Maternal y Preescolar

Iniciando el proceso

Primaria

Creando actitudes y aptitudes en nuestros niños

Secundaria

Educando futuros profesionistas

Bachillerato a distancia

Proximamente


La Paz

El valor de la “Paz” es un manantial al cual hay que recurrir para beber de nuevo de esa agua cristalina, agua que limpia todo, sana y vitaliza.

La paz es un bálsamo al espíritu humano garantizado por otras dos esencias, la tolerancia y el respeto. Dichas esencias se extraen de la armonía que día a día necesita ser construida a partir de otro principio fundamental: el equilibrio. Para la medicina tradicional china y mexicana, la enfermedad se deriva cuando se rompe con ese equilibrio, he ahí la importancia y trascendencia para mantenerlo. Cuando éste se extrapola por algún vicio humano, inmediatamente se altera no sólo el organismo, sino también la familia y la sociedad.

La paz no es algo que se de en “ipso facto” es una construcción colectiva. Es uno de los más altos valores que el espíritu humana ha logrado comprender, sin embargo en la historia hay muchos episodios que ejemplifican los actos fallidos como han sido las guerras mundiales, invasiones y conquistas.

Para cultivar la paz se proponen como elementos primigenios los siguientes:

1) Comunicación empática: Muchas veces cuando se conversa con alguien no precisamente se busca intercambiar opiniones, sino imponer las propias sobre el “otro” y las pláticas se convierten en lucimiento o lucha de egos. Por ello se debe abandonar “el tener la razón”, por una postura de verdadera apertura para saber captar y entonces incorporar nuevos mensajes que nutran el propio conocimiento.

2) El respeto: Bien dijo el “Benemérito de las américas”, el “respeto al derecho ajeno, es la paz”, definitivamente el respeto se mantiene al margen de los derechos y se requiere del autocontrol.  El autocontrol es tomar las riendas de los pensamientos y sentimientos para conducirlos exactamente por un buen camino y evitar el desemboque  ante el deseo rapaz de tener todo pese a cualquier daño que se pudiera ocasionar. Por ello también siempre se requiere de…

3) Compasión: La compasión nace del amor, cuando el ser humano logra amarse primeramente a si mismo entonces puede amar a otras personas más, a la naturaleza y a todo lo existente.  Sin amor la compasión no es posible.